Follow by Email

sábado, 2 de abril de 2011

Sobre lo que busca el biógrafo hoy

El consenso que parece predominar en la literatura actual en torno a lo que en última instancia busca el biógrafo, apunta a un número mucho mayor de exigencias para la reconstrucción compleja y a profundidad del sujeto biografiado. Se exige y espera investigación exhaustiva de fuentes diversas; búsqueda agresiva e imaginativa de documentación nueva que complemente y supere la que se acostumbra repetir una y otra vez acríticamente; acercamientos sobrios y balanceados, sin por esto intentar esconder la inevitable subjetividad del escritor. Por otra parte, se persigue rescatar, más que la figura y su "obra" pública y visible, "the figure under the carpet", según la famosa frase de Leon Edel. Esto es, la personalidad compleja que palpita detrás de la imagen pública, y que la explica, es lo que más debe interesar. La persona que se va conociendo no solamante por lo que dice, escribe y hace, sino también por el  misterio de lo que no dice y no hace, por sus silencios, por la evocación del carácter y la personalidad con todas sus contradicciones y luces y sombras. Es el sujeto que se va revelando por la evidencia existencial documental accesible, pero también por detalles pequeños encarnados en tendencias, hábitos y detalles muchas veces pasados por alto porque no parecen, en primera instancia, responder a la dimensión heróica y apologética acostumbrada. He ahí parte de la agenda extremadamente exigente del biógrafo de la era global. Iniciemos y propaguemos el debate constructivo, tanto en torno a la biografía en sí misma como en lo relativo a las demás vertientes de la escritura de vidas. Ustedes, ¿qué piensan? 

No hay comentarios:

Publicar un comentario