Follow by Email

jueves, 15 de agosto de 2013

Manatí en el siglo XVIII: influencias cabildeantes

Otro breve segmento editado del libro en prensa Manatí en el siglo XVIII: economía, sociedad, vida cotidiana, por Carmelo Rosario Natal:

El rico propietario de Manatí Francisco López de Arze era uno de los regidores del cabildo de San Juan hacia octubre de 1751. Por su intercesión, el gobernador le concedió un predio de terreno en la ribera del río a un Manuel de Rivera. Pero le llegó información quejosa al gobernador Bravo de Rivera y éste ordenó una investigación sobre el regidor López de Arze. Este había repartido tierras en varios hatos importantes [que se mencionan], supuestamente para ayudar a los desacomodados, como pretexto para favorecer seguramente a personas allegadas a sus propios intereses. La investigación indujo al gobernador a retirar el título de propiedad expedido a Rivera, uno de los favorecidos por López de Arze. No se mencionan las otras personas favorecidas por regidor, ni las perjudicadas, excepto una, Diego Sánchez. Convenientemente, López de Arze no asistió a la sesión del Cabildo en la que se le delatada y denunciaba, "por estar enfermo". Lo interesante fue la conclusión que el gobernador dio al asunto: "Porque luego que su señoría se enteró de lo cierto, lo rompió y quemó" [el expediente] No necesita más comentario lo que implicaba el acto del más poderoso del país para hacer desaparecer la evidencia de las transgresiones de otro privilegiado, que lo era tanto en su localidad pueblerina como ahora en el cabildo capitalino. No sería esta la única instancia en que aparecería un rico vecino de Manatí ejerciendo influencias desde San Juan. El Dr. Jacinto Santana (abogado) fue ascendiendo hasta que llegó a concejal del Cabildo y abogado y gestor importante en agencias del gobierno central a comienzos del siglo XIX.

No hay comentarios:

Publicar un comentario